Usos prácticos del aprendizaje automático para marketeros

SHARE
Usos prácticos del aprendizaje automático para marketeros

La Inteligencia Artificial es el componente que mueve los engranajes de lo que es Poder.IO, y el aprendizaje automático es el motor de la IA, por eso este tema es de suma importancia y en esta entrada queremos abordar esos aspectos que lo hacen tan útil en la implementación de estrategias de marketing.

Ayuda en la segmentación del mercado

Lograr obtener de un cúmulo de información usuarios únicos, verdaderamente identificados y con datos que permitan optimizar campañas de la manera correcta no es posible sin la ayuda de este tipo de tecnologías. Pasamos de presentimientos e intuición a segmentaciones efectivas de clusters con las características precisas para que respondan positivamente al mensaje que se les envía.

Desarrollar algoritmos de aprendizaje automático que analicen acciones pasadas de clientes, detecte comportamientos catalogados como naturales y que usando esa información esté en la capacidad de generar segmentos a la medida de las necesidades de marketing de una campaña publicitaria de cualquier negocio o compañía, eso es lo que en temas de segmentación el aprendizaje automático puede hacer.

En resumen, el aprendizaje automático logra:

  • Bajar costos en las campañas.
  • Crear segmentos más precisos reduciendo el spam.
  • Disminuir los tiempos de procesamiento de la información.

Predice las preferencias del consumidor

Comenzar campañas desde 0 para el lanzamiento de un nuevo producto o servicio es desgastante, consume esfuerzos y recursos. Ahora es posible obtener una alta precisión de predicción en un modelo de preferencia del consumidor usando datos históricos de compra del mercado para obtener datos nuevos que puedan nutrir esas campañas de lanzamiento. El aprendizaje automático, rindiendo honor a su nombre, aprende las características de los datos existentes más representativas en la toma de decisiones del consumidor.

Publicidad Display segmentada

En el día a día del marketero digital son bien conocidas las subastas en tiempo real de anuncios Display segmentados. En estas plataformas se oferta por poner los anuncios en lugares específicos de los sitios para obtener ubicación que convierta más.
Los anunciantes quieren gastar la menor cantidad de dinero para llegar a la mayor cantidad de leads, por lo que desean que sus campañas estén bien orientadas. Ahí es donde entra en juego el aprendizaje automático.

Los algoritmos pueden construir modelos predictivos para campañas al instante sin ninguna prueba. Para cada campaña que se ejecuta es posible emplear todos los datos disponibles para tomar la mejor decisión en la segmentación. En este punto es importante recopilar datos específicos de usuarios individuales.

Tres usos prácticos del aprendizaje automático con los que cualquier marketero debe estar familiarizado.