Inteligencia Artificial: poderosa aliada del retail

SHARE
Inteligencia Artificial: poderosa aliada del retail

Con opciones como las que ofrece la Inteligencia Artificial a las compañías para conocer mejor a sus audiencias y poder estar dónde y cuándo las necesiten, las marcas podrán encontrar nuevas oportunidades de negocio.

Brindar experiencias y ofertas personalizadas ya no es una opción, es una necesidad, y esto va de la mano con la segmentación. Al analizar las conversaciones de los usuarios, sus comportamientos, por ejemplo, en los sitios de compra de ropa, utilizamos ese contenido para hacer sugerencias a nuestros clientes, personalizar sus servicios y ajustar sus mensajes tanto en texto como en apariencia, para asegurar una mejor experiencia desde el primer momento.

La magia es posible

La personalización entra también en este aspecto: sugerir mensajes, colores y diagramación de piezas para cada usuario, aumenta su intención de compra. Con Poder.IO la garantía de que esto suceda está en un 85%, gracias al uso de la IA.

La data es el material primario de trabajo para que los algoritmos hagan su magia y entreguen insights valiosos. Alimentar a la inteligencia artificial con datos de calidad es vital y por ello hay que saber gestionarlos o conseguirlos.

Hoy en día los negocios están tomando sus decisiones con solo un cinco por ciento de la data. Los negocios tienen que ver con toma de decisiones y la inteligencia artificial viene a darle esa accesibilidad a data a los negocios, para poder tomar decisiones con más data, con data que un ser humano es incapaz de procesar.

Cultura inteligente

Dependiendo del problema que se quiera resolver, cierta cantidad de datos son requeridos por la IA. Es necesario crear la cultura organizacional de recolectar la data de manera inteligente, con un destino definido. Para hacerlo hay dos maneras: buscarla incansablemente en la web o usar crowdsourcing para obtener la información requerida. Esta última opción es la más indicada, no solo por su calidad, sino por su fidelidad con la realidad de mercado.

La data obtenida por crowdsourcing proviene de la fuente: los consumidores de hoy, que generan cerca de 500 millones de tweets y 6.000 millones de likes de Facebook cada día. Las redes sociales son el lugar donde está ese tesoro que permite hacer inteligencia de marketing efectiva y de donde puede hacerse una idea de las opiniones de los clientes sobre un producto o empresa.

Sin embargo, explotar la data de estos lugares no es suficiente, hay que segmentarla de acuerdo al objetivo de negocio: ¿Comunicarse mejor con sus clientes? ¿Venderles el producto ideal? Una vez respondida esa pregunta, hace falta saber qué datos son valiosos. No es lo mismo un “like” que un comentario o una reseña positiva. Fomentar este tipo de interacciones, no solo enriquece los activos digitales de su empresa, sino que aporta información vital para que los algoritmos trabajen de forma eficaz.

La IA se apoya en el aprendizaje automatizado para identificar patrones a partir de datos, éste es el motor que le da poder a la información en las organizaciones. Así la empresa puede ser más efectiva con su fuerza de ventas, atención telefónica, campañas digitales o el canal que desee, y por ende ser más costo-eficiente en toda su maquinaria comercial.